Alas de pollo al horno

Existen mil preparaciones con alas de pollo, todas son muy sencillas de preparar y lo único que se debe tener es un poco de imaginación y tener algunos ingredientes básicos como el pollo y algunos condimentos, con esto se consigue tener unos delicioso platos como entradas o pasa bocas, así se pueden hacer con estas presas que mucha gente tira o no compra preparaciones para enloquecer a cualquier invitado. A continuación dos preparaciones fáciles y rápidas para encantar en cualquier reunión o evento social

enlace a alas de pollo desde 6-5-2013

 

Ingredientes y preparación de una sabrosa receta

Ingredientes alitas al horno

  • Una bandeja de alas de pollo
  • Una cucharada de miel
  • Una cucharada de salsa soja
  • Dos cucharadas de aceite
  • Sal
  • Dos cucharadas de pimentón en polvo

 

 

Preparación alitas  al horno

Antes de preparar las alitas o alas de pollo , se deben lavar muy bien, asegurándose de retirar cualquier residuo de plumas o suciedad visible y retirando las zonas de la piel que se encuentren muy grasosas, ya que esta preparación no requiere que sea utilizada la grasa completa, así se tendrá un plato más saludable.

Untar las alas con sal y acomodarlas ordenadamente en una fuente o bandeja para poner en el horno los alimentos.

 

Para la salsa

A parte, poner en un recipiente los ingredientes para preparar la salsa que acompañará las alas horneadas, poner la miel, el pimentón el polvo, la salsa soja y el aceite, se debe batir muy bien hasta emulsionar todos los componentes de la preparación asegurando que no queden grumos de pimentón, poner esta salsa sobre las alitas antes de meterlas al horno con un pincel o brocha cuidando que no caigan cerdas de este sobre la preparación.

Horneado

El horno debe estar precalentado a 200 grados centígrados arriba y abajo o con aire envolvente encendido, poner la bandeja dentro y esperar por un tiempo de 30 minutos aproximadamente, hasta que las alitas se vean doradas y crocantes.

 

 

 

Alitas rellenas

Ingredientes

  • 8 alas de pollo grandes
  • Aceite
  • Jalapeños verdes o ají
  • Medio kilo de carne de res o cerdo picada
  • Sal
  • Romero
  • Palillos

 

Para la salsa y el adobo oriental

 

  • Una cebolla morada
  • Una copa de salsa soja
  • Media copa de vinagre japonés
  • Media copa de brandy
  • Ramas de limoncillo
  • Jengibre
  • Un limón
  • Cilantro

Preparación

Salsa oriental

Poner en la licuadora la cebolla morada cortada en gajos y pelada, la salsa soja, el vinagre japonés, el brandy, una rama de limoncillo, jengibre rallado y pelado, el jugo de un limón y un manojo de cilantro, licuar hasta que se tenga una pasta consistente.

 

Adobo de las alas de pollo

Se debe poner pimienta al gusto a las alas y luego untar muy bien con la salsa oriental, se colocan en una olla con tapa dentro de la nevera por una o dos horas para que se impregnen con el sabor de la salsa, así mismo se realiza con la carne que se utilizará para el relleno.

 

Deshuesar las alitas

Se trabajará únicamente con la segunda y tercera falange, la parte más grande de las alas de pollo se guardará para hacer otra receta, ya que se deshuesará solo la segunda falange y la punta quedará con los huesitos para dar estabilidad a cada trozo.

Para esta operación es necesario tener un cuchillo pequeño bien afilado, se debe hacer un corte por un lado del ala, se corta suavemente la piel para no dañarla y se introduce el cuchillo un poco hasta la carne, ahora se debe bajar lentamente por encima del hueso para con mucho cuidado ir desprendiendo la carne, se debe tener mucho cuidado al realizar esta operación, ya que la carne de un ala no es mucha y se puede romper por el otro lado y se arruinará la bolsa que se necesita para rellenar.

Ahora se repite el proceso por debajo del hueso, logrando así separar la carne por encima y por debajo del hueso con mucho cuidado, cuando esté toda la carne suelta se retuerce un poco el hueso con delicadeza y se saca con cuidado.

Rellenar las alas

Una vez deshuesadas las alas, se debe proceder a rellenar, se corta la carne en trozos muy pequeños para que no queden grumos o pedazos sobresaliendo de la presa, es importante que la carne esté muy fría, para que el calor no comience a debilitar la piel y se pueda romper. No se debe rellenar hasta el tope porque se cerrará con un palillo y se necesitará algo de piel para que no se salga el relleno en el horneado.

Preparación de las alitas

Una vez rellenas, se coloca en una sartén caliente un poco de aceite, y se ponen a dorar las alas por ambos lados, luego de esto se colocan en una bandeja para el horno y se ponen al horno precalentado a 200 grados centígrados por no más de 15 minutos, ya que la carne se secará y quedará muy dura para comer.

Romero frito

Para acompañar se utilizará el Romero frito, para esto se coloca en una sartén aceite de oliva, cuando esté muy caliente el aceite, se pone el romero por unos minutos para que quede tostado.

Se colocan las alas en una fuente, se echa un poco de romero frito por encima y se termina la presentación con salsa oriental para dar un poco de más sabor y decorar.

 

Otra gran opción para presentar unas alas de pollo es horneadas y servidas con salsa BBQ, esta salsa es muy fácil de preparar y se tiene una receta muy rápida y que encantará a cualquier persona, esta salsa se puede conseguir ya lista en las tiendas, y se puede poner un poco sobre las alitas antes de ponerlas en el horno o servirlas sin salsa y que cada persona le ponga la cantidad que desea. Se puede acompañar con una cerveza muy fría y con algunas papas y cebollitas fritas con embutidos, y pasar de tener unas aburridas alitas de pollo a ofrecer una exquisita receta cómo salida de un restaurante. Alas de pollo para todos los gustos