La salsa de soja es un aderezo que suele utilizarse mucho en la cocina oriental, y su particular sabor es extremadamente accesible y fácil de combinar con otros ingredientes, lo que hace que vaya muy bien con diferentes tipos de carnes blancas como rojas y con verduras. Si estás buscando algo diferente para hacer en la cocina, entonces puede que la receta que tenemos para ti en el día de hoy te sea de utilidad.
El pollo es una carne blanca que puede fácilmente combinarse con todo tipo de ingredientes, y que además resulta accesible no solo a nivel económico sino también de paladares: ¿a quién no le gusta el pollo? Esperamos que puedas inspirarte con la increíble receta que tenemos para ti en esta oportunidad, ¡a tomar nota!

Salteado de pollo y verduras

Los wok de pollo y verdura son una alternativa deliciosa y muy fácil de hacer, en pocos minutos lo tendrás listo y deleitarás a todos los presentes. Como bien hemos dicho al comenzar el artículo, la salsa de soja es un ingrediente típico en este tipo de platillos de inspiración oriental, por lo que no podrá faltar para darle el toque final.

salsa de soja

Ingredientes

• Pechuga de pollo
• Pimientos verdes y rojos
• Cebolla
• Ajo
• Zanahorias
• Zapallitos
• Salsa de soja
• Semillas de sésamo
Lo primero que vamos a hacer para comenzar con este wok de pollo será trozar la pechuga de pollo cruda en pequeños cuadrados. Luego, con un poco de aceite de oliva, comenzaremos a cocinar la carne en una sartén hasta que veamos que ya se encuentra bien hecha. Le pondremos un poco de sal, aunque no demasiado ya que la salsa de soja contiene mucho sodio y podría quedarnos excesivamente salado el resultado final.
Hecho todo lo anterior, nos toca comenzar a cortar las verduras para luego introducirlas en la preparación y que vayan cociéndose junto con la carne y tomando el sabor. Trataremos de cortar todas las verduras mencionadas en “juliana”, una técnica sencilla que nos dará como resultado a todos los vegetales que vamos a usar cortados en tiras aproximadamente del mismo tamaño. Ahora solo nos queda agregar estas verduras a la sartén con el pollo prácticamente cocido, y luego de algunos minutos incorporar la salsa de soja.
La cantidad de esto último deberá ser abundante, y tanto el pollo como las verduras tendrán que tomar el color de dicha salsa. Una vez que tengamos el plato terminado, lo serviremos y para la presentación agregaremos algunas semillas de sésamo por encima para darle un toque aún más especial.
Si lo que queremos es que nuestro wok de pollo sea más completo y llenador podemos incorporarle algunos complementos que nos ayudarán a darle mucho más cuerpo a la receta y a que rinda muchísimo más. Tanto el arroz como los fideos regulares son una excelente alternativa, obtendremos un salteado delicioso lleno de sabor y que además nos rendirá por muchas más porciones y permitirá una mayor cantidad de comensales.