Dos opciones para ensaladas sanas

 

A medida que se acercan las épocas de calor y que la primavera comienza a dar sus primeros signos de aparición nos surge la necesidad de comenzar a cocinar platos más frescos y ligeros. En esta oportunidad estaremos revisando algunas recetas de ensaladas con frutas para que puedas disfrutar del buen tiempo comiendo cosas ricas, sabrosas y livianas.

ensalada frutas con pollo y otros ingredientes

Combinar frutas y vegetales en un mismo plato solo puede traernos beneficios: se trata de alimentos que son muy ventajosos para el organismo y que nos aportan todo tipo de nutrientes, vitaminas y minerales. Existe un gran prejuicio sobre combinar estos dos tipos de elementos, creyendo que la fruta solo es buena como postre, pero lo cierto es que dentro de la cocina mediterránea esta práctica es muy frecuente y con muy buenos resultados.

Receta de ensalada de salmón y aguacate

Si eres consumidor habitual de pescado, sabrás que el salmón no solo es uno de los más sabrosos sino también de los más saludables dentro de las distintas alternativas que existen. Veamos qué tipo de ingredientes se requieren para realizar esta receta:
• Salmón ahumado
• Langostinos
• Aguacates
• Salsa tipo rosa para condimentar
• Sal y pimienta al gusto
• Limón
• Alcaparras
Su preparación es muy sencilla y no debería llevarnos más de 20 minutos en total. Lo primero que haremos será tomar los aguacates, cortarlos y bañarlos con jugo de limón y salsa rosa para que comiencen a tomar algo de sabor. Simultáneamente, tendremos los langostinos en una sartén cocinándose con sal y pimienta al gusto.
Estando los langostinos ya cocidos, mezclaremos todos los ingredientes incluyendo el salmón ahumado en un bol y condimentaremos la preparación con un poco más de salsa rosa. En caso de que no nos guste esto último, podemos cambiarla por mayonesa o por algún otro aderezo que nos apetezca.

Ensalada de pollo, melón y mozzarella

Esta ensalada es una de nuestras preferidas: sabrosa, fresca y con ingredientes muy apetitosos y nutritivos. Además, la preparación es extremadamente sencilla y se vuelve una opción ideal para cuando queremos cocinar algo rápido y rico para nosotros y nuestra familia. Veamos los ingredientes:
Pechugas de pollo frío
• Recula
• Melón
• Mozzarella cortada en cubos
• Sésamo
Como se imaginarán, la preparación de esta ensalada no tiene demasiadas complicaciones. Lo mejor es hacerla cuando tengamos pollo sobrante de otra comida para evitar tener que cocinar la carne. Comenzaremos lavando la recula y dejándola en un recipiente. Luego, pelaremos el melón y lo cortaremos en cubos, incorporándolo junto con la rucula.
Habiendo hecho lo mencionado en el punto anterior, solo nos quedará incorporar las pechugas de pollo frío a la preparación y sal pimentar todo a gusto. Para ir terminando, agregaremos los cubos de mozzarella que le darán un toque delicioso y terminaremos la ensalada espolvoreando un poco de sésamo para resaltar los sabores.
Como último detalle y siendo completamente opcional, podemos preparar una vinagreta para condimentar la ensalada mezclando un par de cucharadas de vinagre del tipo que más nos guste con aceite de oliva.