La cocina oriental es muy amplia, y dentro de esta cultura podemos encontrar platos exóticos y elaborados hasta otras recetas un poco más sencillas de preparar pero súper deliciosas para que cualquiera pueda degustar y disfrutar. Son sabores bastante accesibles, lo que hace que se ajusten a prácticamente todas las preferencias.

platos estilo oriental

Receta de pollo con arroz o agridulce

En esta oportunidad, tenemos dos platos excelentes e ideales para agasajar a amigos o a la misma familia, hechos a base de pollo e inspirados en la cultura oriental. Si te encanta la carne de ave y estás buscando nuevas maneras de prepararla, entonces te recomendamos que eches un vistazo a lo que sigue a continuación y te llenes de inspiración para ponerte manos a la obra.

Pollo con arroz y soja

Como muchos de ustedes sabrán, en la comida oriental es muy común que se utilicen todo tipo de granos en las preparaciones, como el arroz, la soja o los fideos. Esta primera alternativa es fácil de preparar, totalmente deliciosa y además muy saludable ya que contiene nutrientes fundamentales y todos los minerales necesarios para nuestra dieta.
Ingredientes
• Arroz
• Cebolla
• Pimientos
• Salsa de soja
• Brotes de soja
• Pollo
• Sal
• Aceite
Lo primero que vamos a hacer es comenzar por cocinar el arroz con bastante agua y una buena cantidad de sal. Simultáneamente, sofritaremos el pollo en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva, hasta que esté bien cocido. A la carne previamente tendremos que tenerla troceada para comenzar con la cocción.
Cuando veamos que el pollo ya está haciéndose, le agregaremos la cebolla picada y los morrones junto con los brotes de soja.

Colocaremos una buena medida de salsa de soja y dejaremos que todo vaya tomando sabor. Cuando esté listo, agregamos el arroz, mezclamos y ya tenemos este delicioso platillo para degustar.

Pollo agridulce oriental

Entre los clásicos de los platos orientales basados en la carne de pollo tenemos al increíble pollo agridulce, que no puede faltar en nuestro repertorio si nos interesa imitar recetas de esta cultura tan interesante y con sabores tan únicos.
• Pechuga de pollo
• Pimientos
• Zanahoria
• Aceite
• Ajo
• Salsa de soja
• Fécula de maíz
• Piña enlatada
• Vinagre
• Azúcar
• Jengibre en polvo

Lo primero que haremos será dorar bastante bien el pollo en una sartén con aceite, para luego agregar las verduras: los pimientos, el ajo y las zanahorias acompañaran a la carne en la sartén, y dejaremos esto sofritar un par de minutos.
En un recipiente aparte mezclaremos la fécula de maíz con la salsa de soja, y luego agregaremos toda esta preparación en la sartén donde teníamos el pollo y las verduras. Ya casi llegando al final, incorporamos la piña enlatada junto con su almíbar, el azúcar, jengibre en polvo y vinagre. Mezclamos, dejamos hervir la preparación y ya tenemos el plato listo para servir y comenzar a disfrutar de estos increíbles contrastes de sabores dulces y salados.