Los pasteles salados son una opción sencilla para realizar en casa y comer algo delicioso junto con nuestra familia. En el día de hoy tenemos para presentarte dos recetas diferentes para que puedas realizar pasteles salados a base de pollo y deleitar a todos los comensales de tu hogar. ¡A tomar nota!

pastel con hojaldre de pollo

Pastel salado de pollo y verduras

Si tenemos algo de pollo que nos ha sobrado de otra comida o simplemente estamos con el tremendo antojo de comer un pastel salado hecho a base de esta carne aviar, entonces puede que esta receta nos venga como anillo al dedo. Comencemos:

A preparar la receta

Ingredientes

1 tapa de tarta o lámina de masa
Pechuga de pollo ya cocinada
Calabaza
Berenjena
Cebolla
un poco de leche
2 huevos
Queso parmesano
Aceite
Sal y pimienta

La preparación de este delicioso pastel es muy sencilla: en primer lugar, trozaremos bien las verduras que hemos elegido en este caso, en cubos de tamaño medio. Colocaremos aceite en una sartén, e introduciremos allí las verduras que hemos picado previamente dejándolas freír durante unos minutos.

Mientras se frita la verdura, trozamos el pollo que ya teníamos previamente cocido y lo agregamos a la sartén con los vegetales. Agregamos un chorro de leche, descremada preferentemente, y dejamos reposar la preparación sacándola del fuego mientras preparamos el resto del pastel. En un recipiente para horno extenderemos la masa de hojaldre y la pincharemos con un tenedor varias veces para evitar que se infle. Colocamos toda la preparación encima, batimos los 2 huevos y los echamos sobre el pastel. Al horno, y ya tenemos nuestro plato listo.

Pastel de pollo con queso y champiñones

En esta receta alternativa no utilizaremos ninguna masa para tartas sino que aprovecharemos pan de molde que tengamos sobrante. Se trata de una forma diferente e innovadora de preparar pasteles salados.pastel de pollo de estilo salado

Ingredientes:

Pollo cocido y desmenuzado
Champiñones
Queso untable
Huevos
Cebolla
Pan de molde
Aceite de oliva
Sal

Lo primero que vamos a hacer será picar la cebolla en trozos pequeños y ponerla a freír en una sartén con aceite. Luego de unos minutos, agregaremos los champiñones para que se cocinen y se ablanden junto con la cebolla. A esto le añadimos el pollo ya trozado y un poco de sal a gusto.

En un bol vamos a juntar esta preparación con el queso untable y 4 huevos, además del pan de molde al que le tenemos que retirar previamente los bordes. Con una batidora vamos a mezclar todo esto hasta que nos quede una crema bien homogénea.

Finalmente, nos queda tomar un recipiente para horno preferentemente alto y poner allí esta crema de pollo, champiñones y queso que hemos hecho previamente. Irá al horno durante al menos media hora y cuando veamos que ya se ha cocido el huevo y el pastel está firme, podemos retirarlo, dejarlo enfriar y degustarlo.