La pechuga de pollo es una parte del animal muy versátil, con muchas propiedades nutricionales, limpia y lo mejor de todo con muy poca grasa, así que es un ingrediente perfecto para preparar miles de platos deliciosos, a continuación algunos que además de ricos y nutritivos, son diferentes, presentar la pechuga de pollo en platos internacionales y poco conocidos es posible, aquí mostramos cómo hacerlo.

articulo de blog de recetas pollos y pollo

 

Pizza de pechuga de pollo con ajo

Ingredientes pizza con pechuga

  • 2 bases de pizza (masa para pizza tradicional)
  • 1 pechuga de pollo entera
  • 300 gramos de hongos variados (portobello, champiñones)
  • 4 Cucharadas de pasta de ajo y jengibre.
  • Queso mozzarella rallado
  • Rúcula y albahaca fresca
  • Pimienta negra
  • Orégano al gusto
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal

 

Preparación pizza con pechugas

Antes de comenzar a trabajar los ingredientes se debe tener la masa para pizza ya lista y extendida en un molde o bandeja para hornear y con un poco de aceite de oliva y harina en la base para que no se pegue.

 

Para el contendido

Cortar la pechuga de pollo en trozos, poner en una sartén en el fuego, un poco de aceite de oliva, el pollo, sal, pimienta  y dejar que el pollo tome un poco de color por dos o tres minutos, si se cocina por completo el pollo, se secará en el horno, es importante dorar un poco, pero no terminar la cocción ya que este proceso se culminará mientras la pizza se hornea.

Poner en otra sartén un poco de aceite de oliva, calentar un momento y añadir la mezcla de hongos ya cortados en láminas no muy delgadas, para que no desaparezcan en el proceso, poner sal y pimienta a los hongos y unas hojas de albahaca para aromatizar la preparación.

Cubrir la masa de pizza ya extendida con pasta de ajo y jengibre, poner sobre toda la superficie de la masa un poco de aceite de oliva y poner bien repartidos por toda la superficie los hongos y el pollo ya preparados, poner también hojas de rúcula  y cubrir con el queso rallado para gratinar la preparación.

Precalentar el horno a 220 grados centígrados tanto arriba como abajo y poner la pizza adentro por 30 minutos aproximadamente. Cuando esté lista la masa y el queso se haya derretido y se vea gratinada, se debe retirar del horno y reposar por un momento espolvoreando orégano y aceite de oliva.

Para servir

Poner más hongos u hojas si se desea para decorar la pizza y ya está, una deliciosa y fácil pizza de pechuga de pollo, hongos y pasta de ajo y jengibre. Cada pizza alcanzará aproximadamente para cuatro personas.

 

Pollo Kung Pao con maní y vegetales

Ingredientes para marinar el pollo
  • 500 gramos de pechuga
  • Una cucharada de fécula de maíz
  • Salsa soja
  • Vinagre de arroz o balsámico
Ingredientes para complementar
  • Dos cebolletas con tallo
  • Medio pimentón rojo
  • Tres dientes de ajo
  • Jengibre fresco
  • Una cucharada de pimienta
  • Dos cucharadas de aceite de ajonjolí o almendras
  • Aceite de oliva
  • Cebollín fresco
  • Salsa de soja
  • Caldo de pollo fresco
  • Dos cucharadas de azúcar morena
  • 80 gramos de maní o almendras tostados.

 

Preparación pollo kung Pao

Marinar el pollo

Poner media o una hora antes de comenzar a preparar la receta, en un tazón la pechuga de pollo cortada en dados medianos con la salsa de soja, el vinagre de arroz o balsámico y la fécula de maíz, mezclar muy bien fijándose de impregnar todo el pollo con la salsa, poner en el refrigerador para que repose hasta que sea necesario utilizarlos.

 

Para la mezcla de vegetales

Pelar las cebollas y cortarlas en rodajas, lavar y cortar el pimentón en julianas, pelar y cortar en láminas delgadas los dientes de ajo y el jengibre, y machacar muy bien la pimienta con un poco de sal en un mortero para eliminar grumos.

Poner en una sartén o de preferencia en un wok un poco de aceite de oliva, poner a dorar un poco la pechuga troceada y marinada, dejar dorar un poco por fuera sin que se cocine del todo en su interior, retirar y reservar.

En la misma sartén poner un poco más de aceite de oliva, sal y la pimienta machacada, poner los vegetales en el aceite con el fuego reducido a la mitad de potencia, saltear por un  momento y poner el pollo cuando los vegetales se encuentren tiernos, poner en el wok el aceite de ajonjolí o almendra, la salsa soja, el caldo de pollo y las dos cucharadas de azúcar morena. Subir la temperatura al máximo y esperar a que el caldo se reduzca. Antes de que se reduzca del todo poner a la preparación el maní tostado y los cebollines cortados.

 

Para servir

Se puede acompañar esta deliciosa preparación con un poco de arroz blanco con semillas de ajonjolí tostadas y un poco de almendras, un arroz verde quedará muy bien utilizando perejil al momento de cocer el arroz o con arroz de soja, que se prepara poniendo un poco de salsa de soja al arroz mientras se cocina.

 

Estas dos recetas son sólo una pequeña muestra de cómo puede prepararse la pechuga de pollo, porque por su versatilidad ofrece una amplia gama de opciones, así se puede preparar rellena con algunos vegetales o cávanos frescos; se puede utilizar en un arroz con pollo, paella o arroz oriental; se utiliza para hacer nuggets de pollo, o una preparación simple a la plancha o con un poco de aceite de oliva y una deliciosa salsa de mostaza con pimienta.

Se debe tener cuidado al comprar el pollo, revisando que la piel no tenga manchas extrañas ni esté tostada, ya que el pollo es un alimento muy delicado y puede dañarse muy fácilmente, también se debe poner en el carrito del supermercado justo antes de salir, para no romper la cadena de frío por mucho tiempo y no correr riesgos de que se dañe.  Si tiene alguna duda contacte con nocotros en el siguiente enlace : Contacto