El pollo, como hemos podido observar a lo largo de todos los artículos y recetas que os hemos acercado, es un ingrediente que nos aporta grandes beneficios y que además suele ser muy versátil tanto para recetas y aperitivos, platos principales o incluso pequeños tentempiés para comidas o cenas ligeras. Siempre existen numerosas comidas que podemos realizar con él, recetas que van mucho más allá del simple pollo asado que siempre hemos escuchado.

teriyaki receta

Hoy os traemos una receta inspirada en la cocina japonesa y su gran tradición, el pollo teriyaki, cuya mezcla de sabores aporta una gran originalidad al plato y nos da ese toque dulzón que lo diferencia.

Ingredientes y forma de preparación del pollo teriyaki

Ingredientes

– 3 pechugas de pollo
– 1 cebolla
– Medio pimiento verde
– Entre 5 y 7 cucharadas de salsa teriyaki (puedes adquirirla ya hecha en tu supermercado)
– Aceite
– Sal
– Pimienta
– Opcional: Un par de cucharaditas de sésamo o ajonjolí

La preparación es muy sencilla y en muy poco tiempo tendrás el plato preparado. Comienza por cortar las pechugas en trozos. El tamaño de los trozos dependerá de tu gusto personal y como lo quieras servir. Quizás unos trozos algo más grandes serán mejor para servirlos de plato principal acompañados de algo de arroz, pero si vas a utilizar este pollo teriyaki como parte de otro plato ( por ejemplo pasta), mejor utilizar trozos lo más pequeños posibles.
Si quieres que el plato tenga ese sabor más intenso tan característico, marina en la salsa teriyaki los trozos cortados minimo media hora antes de freírlos en la sartén o wok. Si te gusta también puedes acompañar el marinado con un chorrito de miel para darle un toque dulce.
En esta versión también le añadiremos un par de cucharadas de sésamo. Recuerda también salpimentar a tu gusto los trozos de pollo.
Mientras se marina puedes ir pochando en la sarten la verdura cortada en trozos muy finos y pequeños, con un poco de aceite de oliva. Cuando estén más o menos hechos podemos echar a la sartén el pollo ya que tardará poco en hacerse, y así lo dejaremos en un buen punto con la carne blanda y jugosa. Vierte también un poco del caldo del marinado también para que luego te quede algo de salsa.
Como hemos comentado luego solo queda emplatar acompañándolo de un puñado de arroz que ya habremos cocido previamente, preferiblemente si es arroz basmati ya que va perfecto con este tipo de sabor y en recetas de inspiración oriental.

Otra opción: la salsa casera

Recordaros también que si no encontráis la opción de la salsa en vuestro supermercado o ciudad podéis realizarla mediante unos pasos muy sencillos en casa, aunque necesitaréis un ingrediente específico de la cocina japonesa: el Mirin. Un vino de arroz algo dulce que podréis encontrar en tiendas de productos asiáticos.
Tras comprarlo solo tenéis que mezclar según la cantidad que queráis los mismos ml de salsa de soja que de Mirin y añadir unas cucharaditas de azúcar. Dejar que hierva poco a poco removiendo para que no se pegue y listo.