EL PRECIO DE UN POLLO VARÍA

Precio de un pollo

 

imagen principal en artículo precio de un pollo

 

Las personas que compran pollo para el consumo del hogar buscan el precio para determinar en qué lugar pueden comprar, puede ser que el precio del pollo sea incluyendo la vísceras o simplemente el pollo entero sin las vísceras, puede ser que el precio del pollo sea vivo o que sea del pollo muerto.

Otro detalle es que se puede vender el pollo asado, cocinado, frito, apanado o crudo, es decir, el precio de un pollo depende de la forma como lo esté buscando el cliente y también como la empresa lo esté vendiendo, de todas maneras el pollo se puede vender de diferentes formas y diferentes estados.

Todo depende del pollo

A la hora de vender pollo se debe determinar qué tipo de pollo es el que se está buscando; el pollo depende del cuidado con el que se haya levantado y la forma de engorde que se haya utilizado; en algunas granjas usan hormonas para que el pollo crezca más rápido, en este caso el pollo es de menos calidad.

Hay lugares o granjas donde sacrifican los pollos y los introducen un buen tiempo en un depósito de agua; en este caso el pollo hidrogenado como se le llama, es de inferior calidad y su costo debe así mismo ser inferior. Cuando un pollo de estos pierde el agua su peso y tamaño se reducen considerablemente.

Depende de la empresa

La políticas como trabaje la empresa distribuidora de pollos, ya preparados para comer, pollos crudos o vivos es de vital importancia, es decir, la capacitación del personal de planta, lo tecnificada que esté la empresa y las políticas de higiene, de todo esto depende lo bajo o alto del precio del pollo.

El posicionamiento en el mercado hace de las empresas que estén obligadas a entregar una mejor calidad del producto, sin embargo, esto determina también en gran manera el precio del pollo como también el volumen de ventas y la rentabilidad y capitalización de la empresa, su proyección y estabilidad.

La oferta y demanda

El comercio de todos los productos del mercado lo determina una ley que se llama la ley de la oferta y la demanda, es decir, a mayor cantidad de empresas distribuyendo el mismo producto, su costo será menor; a menor cantidad de empresas que distribuyan el mismo producto, todo será diferente para todos.

Sí los compradores del producto aumentan y las empresas distribuidores disminuyen el precio del producto se podrá subir un poco. Desde luego que si se trata de una empresa legalmente constituida, responsable y honesta, no se aprovechará de esto para exagerar en subir el precio.

En cuanto al precio de un pollo  sí logrará un mejor precio para su producto, buscando de esta forma una mejor capitalización yendo hacia el crecimiento de la misma.

Mostrando calidad de pollo

A la hora de determinar el precio de un pollo, se debe mirar detenidamente por la calidad del mismo, lo cual tiene que ver con la raza, la forma de cuidado, si tiene o no hormonas y si es hidrogenado o no. En otras palabras, si la empresa distribuidora es de preparación debe saber a quién los compra.

En caso de que la empresa esté comercializando pollo crudo, debe determinar la granja a la que lo compra para que el pollo sea de buena calidad. Si se está distribuyendo el pollo vivo, de igual forma las granjas avícolas o empresas de distribución de aves con cierto posicionamiento buscan vender buena calidad.

Posicionamiento  en el mercado

El posicionamiento en el mercado determina varios elementos importantes en la comercialización, calidad  y el precio del producto. Ante todo la mayoría de los clientes buscan un producto que les brinde buena calidad, por otro lado las empresas que están posicionadas en el mercado buscan clientes satisfechos.

El verdadero objetivo y centro de importancia dentro de la estrategia de las empresas que han logrado cierta reputación, es el cliente, es decir, la comercialización y el crecimiento de la empresa en todas sus áreas vendrá como un resultado de atender bien la clientela; allí tiene ventajas el cliente.

Una empresa bien posicionada dentro del mercado, (ya sea este nacional o internacional) puede jugar mejor entre el volumen de ventas y el precio, con el fin de que sus clientes  puedan conseguir el producto de buena calidad y a un precio económico. Entonces el posicionamiento también ayuda al cliente.

La rentabilidad del negocio

El precio de un pollo lo determina la rentabilidad del negocio, es decir, si el negocio está dando buena rentabilidad, siendo esto el producto de un volumen alto de ventas, las empresas tienden a vender a precios más cómodos, buscando no afectar demasiado a las demás empresas que no lo han logrado.

En cuanto a esto hay una ley a la que se llamará, la ley del volumen de ventas. Cuando el volumen de ventas es bajo, las empresas tienen que vender a precio más alto, cuando el volumen de ventas es bastante alto, se puede vender más económico; lo que buscan las empresas es volumen en ventas.

Un negocio rentable no siempre es aquel que vende más caro, en algunas ocasiones más rentabilidad tienen las empresas que venden más económico, es que todo lo determina una buena cantidad de factores, de ahí que las empresas deben estar bien asesoradas, para que su trabajo les dé rentabilidad.

El crecimiento del negocio

El verdadero objetivo de todas las empresas es su crecimiento en cuanto a su capacidad adquisitiva de productos y capacidad de tecnificación, es decir, cuando una empresa está en crecimiento, se comienza a experimentar su expansión en todas las áreas, o sea, que sube la cantidad de clientes.

Como se comienza a aumentar la cantidad de clientes considerablemente, por ende el volumen de ventas se dispara y esto evidencia parte de su crecimiento. Con este suceso, la empresa tiene que comenzar por adquirir más maquinaria con el fin de tecnificarse más y provocar así mayor rendimiento productivo.

Otra área que comienza a experimentar crecimiento dentro de la empresa es la cantidad de personal de planta, en la medida en que haya un mayor volumen de ventas, se necesita más personal, con el fin de que los clientes no comiencen a ser mal atendidos o un poco desatendidos, es decir todo crece.

Con el crecimiento de la empresa en todas sus áreas, se determina el mejor precio de un pollo. Es hora de buscar empresas con buen crecimiento para el logro de mejores precios y una excelente calidad del producto.