El pollo es un alimento base que suele agradar a todo el mundo y que además tiene la ventaja de que va bien con prácticamente todo. Si estás cansada de hacer siempre los mismos platillos para tu familia y deseas innovar un poco, puede que la receta súper original que compartiremos en el artículo de hoy te resulte útil.
A todos nos gustan los pretzel y el pollo por separado, ¿se imaginan que podría pasar si los juntáramos a los dos ingredientes para formar un mismo platillo? Si quieres aprender a preparar un increíble pretzel de pollo, te recomendamos que eches un vistazo a lo que sigue a continuación.

receta pretzel original

Preparando pretzel de pollo paso a paso

Para entrar un poco en contexto, lo primero que debemos saber es que el famoso pretzel que todos conocemos es oriundo naturalmente de Alemania, y se trata ni más ni menos que de una especie de galleta que se tuerce para simular la forma de un lazo cruzado. Existen muchas maneras de preparar un pretzel, y siendo una galleta salada, puede combinarse con todo tipo de ingredientes incluido el pollo.
El pretzel a base de esta carne blanca puede ser ofrecido tanto como plato principal, como a modo de entrada para eventos o reuniones familiares. Comencemos por tomar nota de todos los ingredientes que lleva este plato.

Ingredientes

• Masa, preferentemente hojaldrada. Lo mejor es tratar de encontrar una que tenga forma rectangular.
• Pechugas de pollo
• Semillas de sésamo
• Cebollas
• Pimienta
• Huevos
• Salsa blanca o bechamel
• Sal
• Aceite

Teniendo todos los ingredientes disponibles y ya listos, comenzamos con la preparación. En primer lugar, cortaremos la cebolla y la fritaremos en una sartén con aceite durante al menos 10 minutos procurando que quede bien rehogada. Simultáneamente nos ocuparemos de trozar la pechuga de pollo en cubitos, y la sazonaremos con sal y pimienta para que vaya tomando gusto la carne. Colocaremos el pollo ya salpimentado en la sartén junto con la cebolla y cocinaremos hasta que esté a punto.
Cuando la carne de pollo ya esté cocida, llevaremos todo esto a una trituradora y picaremos todo hasta lograr una mezcla bastante homogénea. En otra sartén prepararemos la salsa bechamel y una vez lista, la juntaremos con la pasta de pollo y cebolla y mezclaremos hasta que quede un solo menjunje. Dejaremos esto a un costado para que se temple mientras preparamos la masa hojaldrada.
Tomaremos la masa de hojaldre y la estiraremos bien, para luego pasar a cortar tiras de 4 centímetros de ancho cada una. Comenzaremos a colocar la mezcla de pollo en el centro de las tiras, teniendo en cuenta que luego tendremos que cerrarlas por lo que lo mejor es cuidar la cantidad de pasta que pongamos en cada una, no llenarlas demasiado.
Una vez hayamos cerrado cada tira de masa rellena, nos queda simplemente darle la forma de pretzel a la preparación primero formando una “u” y luego cruzando los bordes entre sí. Llevaremos cada galleta a una fuente para horno, y luego pintaremos cada una con huevo batido y espolvorearemos con semillas de sésamo como toque final. Al horno por 20 minutos y ya tendremos nuestros pretzel de pollo listos para servir y disfrutar.