¿A quien no le gustan las pastas? Definitivamente son un plato seguro y delicioso cuando queremos receta pasta al pesto con albahacaagasajar a alguien. Los espaguetis hechos al pesto ya han dejado una marca internacional, habiéndose convertido en un plato mundialmente famoso. En cuanto a sus orígenes, debemos agradecerle su creación a la cocina de la región mediterránea, siendo Italia la nación que le dio cuna a esta delicia y a tantas otras pastas más.

Espaguetis con salsa al pesto

El secreto que hace que este tipo de pastas sea tan tentadora y deliciosa es el uso de albahaca para la salsa, protagonista total de este plato con un sabor tan particular. Por otro lado, otros ingredientes como el queso parmesano tampoco pueden ser dejados atrás.

Ingredientes y forma de preparación del plato

Un paquete de espaguetis
Unas hojas de albahaca
Ajo
Queso parmesano
Aceite de oliva
Sal
Agua
Piñones

Pasemos a la preparación: Lo primero que haremos será picar la albahaca y los piñones haciendo uso de un mortero. Luego, incorporamos el ajo picado y el queso parmesano y comenzamos a desmenuzar todos los ingredientes mientras vamos echándole de a poco el aceite de oliva, revolviendo de manera constante con la maza del mortero.

Hecha la salsa, cocinamos los espaguetis en una olla con agua y una piza de sal hasta que los mismos estén al dente. Escurrimos la pasta y la mezclamos con la salsa al pesto que hemos preparado previamente. ¡Listo! Podemos servir este plato como principal o como acompañamiento para una pechuga o filete de pollo. La pasta es un gran acompañamiento de las carnes , combinando muy bien y aportando todos los nutrientes necesarios en una completa comida.

Consejos para hacer una excelente salsa pesto

Como todo buen platillo de cocina, existen algunos secretos que podemos aprovechar para hacer la mejor salsa al pesto del mundo sacando todo el jugo a la receta que hemos mencionado previamente.

Para que tu salsa al pesto quede realmente excelente, la albahaca que utilices debe ser totalmente fresca. El resultado no es el mismo cuando se hace uso de hojas de albahaca disecadas.
Si quieres que la salsa al pesto tenga un sabor extraordinario, debes prepararla antes de cocinar la pasta y dejarla un buen rato en la nevera. Así tendrá tiempo de descansar y de resaltar los sabores de todos los ingredientes que hemos colocado en ella.
Si buscas darle un toque original y diferente a tu pasta al pesto, esta salsa queda muy bien con tomates frescos trozados. Sazónalos y échaselos por encima a los platillos de pasta y verás que bien combinan todos los sabores.
Para aquellos que buscan un resultado final más ligero, una buena opción puede ser echarle dos cucharadas del agua que hemos usado para hervir la pasta a la salsa y revolver con una cuchara. Obtendremos un pesto un poco más ligero ideal para quienes sufren de problemas de digestión o simplemente quieren cuidar su figura.
Si por el contrario, buscamos una salsa más robusta y con más sabor, los chefs recomiendan agregarle a la misma dos cucharadas de nata. Los resultados son extraordinarios y nos quedará un plato para chuparse los dedos.