Receta pollo al limón chino

receta pollo al limon chino¿Te estás preguntando cómo es que en los restaurantes chinos sirven ese pollo al limón tan delicioso? Si te interesa aprender esta receta para poder realizarla en casa y deleitar a toda tu familia, entonces el artículo del día de hoy te vendrá como anillo al dedo.
El pollo es una carne blanca que además de ser muy saludable, suele gustar prácticamente a todo tipo de comensales. Desde niños pequeños hasta adultos mayores, con un buen plato a base de pollo podrás dejar a todos satisfechos y con ganas de probar un segundo plato. No dejes de leer la receta que hemos preparado para ti en el día de hoy.

 

Receta de pollo al limón chino pasó a paso

Si te estás preguntando cuál es la receta pollo al limón chino que tanto disfrutas cuando frecuentas tu restaurante asiático favorito, déjame decirte que el secreto ha sido develado: a continuación te contamos paso a paso lo que tienes que hacer sin perder ese sabor autóctono que tanto nos gusta a todos.
Esta especial receta con aires chinos lleva menos de una hora de preparación en total, por lo que en muy poco tiempo tendrás tu comida lista para disfrutarla junto a tus seres queridos. Comencemos:

Ingredientes para el pollo

Pollo
Sal
Salsa de soja
Un huevo
Maicena
Levadura Royal

Ingredientes para la salsa

Zumo de limón
Caldo de pollo
Sal
Azúcar
Maicena

Pasemos a la preparación de este plato. Lo primero que vamos a hacer es dejar macerar los filetes de pollo en la salsa de soja. Colocaremos la carne en un recipiente con la salsa en cuestión, taparemos todo con papel film y dejaremos reposar todo esto durante aproximadamente unos 30 minutos para que el pollo pueda absorber completamente el sabor. Evitaremos colocarle sal a la carne en este punto ya que la salsa de soja suele ser bastante salada.
Mientras dejamos el pollo macerar, prepararemos la salsa que acompañará nuestro plato. Dentro de un vaso para batidora colocaremos el zumo de limón, el azúcar, el caldo de pollo y la maicena. Batiremos todo esto hasta que nos quede una mezcla homogénea.
Dejaremos la salsa cociéndose a fuego lento en una sartén y pasaremos al empanado de nuestros filetes de pollo que han estado macerándose en la nevera. Mezclaremos el huevo con la levadura y la maicena y pasaremos cada trozo de carne por esta mezcla. Hecho esto, prepararemos una sartén con una abundante cantidad de aceite y dejaremos que caliente durante algunos minutos.
Cuando el aceite esté bien caliente, pasaremos a freír los filetes de pollo empanados. Una vez cocida la carne, retiraremos los filetes de la sartén con aceite y escurriremos los sobrantes con servilletas absorbentes para evitar que queden excedentes de materia grasa que arruinen el sabor de la salsa.
Por último, nos queda introducir la carne a la salsa que teníamos cocinándose a fuego lento y colocarle a todo esto unas rodajas frescas de limón. Listo, el plato está listo para servir y para ser disfrutado por los comensales.