La carne de pollo no solo es deliciosa y accesible para cualquier bolsillo, sino que además se considera como una de las mejores fuentes de proteínas gracias a su baja cantidad en grasas y a todos los aportes nutricionales que tiene.
Para todos aquellos que busquen cuidar su figura, bajar de peso o simplemente agregar más hábitos alimenticios saludables a su rutina diaria tenemos algunas recetas sencillas y bajas en calorías para que puedan incorporar a su recetario y animarse a preparar en cualquier momento. ¡A tomar nota!

dieta pollo

Pollo saludable al wok

¿Quién dijo que las comidas saludables tienen que ser desabridas y aburridas? Lamentablemente este mito popular de que para bajar de peso hay que vivir de ensalada le ha dado muy mala fama a la vida saludable, y con este pollo al wok te mostramos que sí se puede combinar excelente sabor, saciedad y pocas calorías.

Ingredientes

• Pechuga de pollo
• Zanahorias
• Pimientos verdes y rojos
• Tomate
• Caldo de verduras
• Salsa de soja reducida en sodio

Lo primero que vamos a hacer es trozar las pechugas de pollo crudas y llevarlas a una sartén con rocío vegetal o un poco de aceite de oliva para que comience a dorarse. Mientras tanto, cortaremos la zanahoria y los pimientos en juliana.
Cuando veamos que el pollo ya está dorado, agregaremos las verduras cortadas en juliana y el tomate, luego el caldo de verduras dietético y por último la salsa de soja a gusto. Dejar todo al fuego hasta que las verduras se sientan tiernas y retirar.

Pollo a la crema dietético

¿Algo más delicioso que un buen pollo a la crema? Si bien puede sonar como un platillo fuerte y muy pesado, podemos preparar una versión ligera para cumplir con nuestros propósitos de llevar una alimentación más saludable sin perdernos la oportunidad de probar esta delicia.

Ingredientes

• Supremas de pollo
• Crema de leche light
• Leche descremada
• Fécula de maíz
• Jugo de limón
• Sal necesaria
• Calabaza

Lo primero que haremos será cocinar las piezas de pollo que hayamos elegido, pudiendo hacerlo al horno o bien en una sartén con rocío vegetal para que no se pegue. A la carne la rociaremos con jugo de limón antes de arrancar con la cocción.

Para la deliciosa salsa a la crema pondremos un poco de leche en una olla y cuando esté por hervir, le añadiremos la fécula de maíz. Luego de mezclar todo, la preparación comenzará a espesar y es ahí donde agregaremos la crema de leche.

Para ir terminando, lo que haremos será cocinar algunas rodajas de calabaza al horno hasta que queden doradas y las serviremos como guarnición del pollo y la crema. Para armar el plato, podemos o bien mezclar el pollo con la salsa previamente preparada en un mismo recipiente o bien poner la carne en el plato y rociarla con la crema